El espejo de tus ojos


Hoy es uno de esos días en los que me cuesta respirar. La fuerza de mi migraña vuela en bandada. El frío punzante agoniza en mi pecho, quiere descansar.

Miro a través del cristal de mi ventana una luz tenue que se niega a entrar. Le teme al abismal vacío que habita en mi alcoba. Negras sombras se dispersan ante la presencia de una esquirla de sol.

Suspiro una y mil veces, con la mirada enfocada al vacío. Las más tristes remembranzas vagan en mi mente, como fotografías borradas por los años.

Insistentemente se repite una imagen, como una película antigua proyectada de forma repetitiva. Veo la imagen de tu rostro, dibujada entre estelas de melancolía. Con esa mirada tan transparente de las aguas vírgenes, que rodean las islas no descubiertas.

Sin embargo, mi razón dice desconocer ese rostro. Lo traigo nuevamente a mi mente y noto una diferencia: su sonrisa borrada producto de mis razonamientos. Sus hermosos ojos se mantienen igual, adornados con un rayo de tristeza, de esos que empañan el cristal sin robarle su belleza.

Mi sueño alguna vez fue dibujarlo, lentamente para no equivocarme. Hoy siento que borro sus trazos,  pero esa tu mirada se niega a desaparecer. Sabe que es el único punto,  donde se refleja la verdad que esconden dos almas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s