Todo sobre mi nada.


Mi ¨nada¨, no es una nada corriente, es una cajita de pandora, muy particular, a la que no dejo de admirar.

Nació cuando comenzaron mis andanzas por aquellos lugares, de cuyos nombres no quiero ni acordarme. Al día siguiente mi madre me preguntaba con cariño: ¿Qué hiciste ayer? Sin pensarlo dos veces le respondía: -Nada.

El olvido, es un término muy triste, el cual con el tiempo he aprendido a borrarlo y sustituirlo por mi sentida ¨nada¨.

Sin embargo, en mi etapa pintoresca del romanticismo solía decir: -A partir de este momento,¨nada¨ podrá separarnos; sabiendo para mis adentros, que todas aquellas palabras algún día, se las llevaría la ¨nada¨.

Hoy por hoy, la nada para mí son tus besos, esos con sabor a¨nada¨.

La nada que yo amo, abarca todo un mundo: La lluvia,  la brisa, la luna. Son mis versos, que dejan en tu cuerpo ese gran vacío, tan lleno de mí, siendo yo  nada…

Déjame una vez más llenarte de mi presencia, que es todo y es nada, en esta vida y en todas aquellas que aún nos faltan por recorrer.

Anuncios

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s