María


María era el nombre de la hija de mi amiga. Era una niña que  sólo con mirar, llenaba de vida. Verla dormir como un ángel, no fue fácil para nosotros, ni para su abnegada familia.

Hoy se miraba irreal, como una muñequita de porcelana.  Su rostro iluminaba a todas las flores que le rodeaban. Una hermosa princesa  de un  cuento de hadas. Un cuento cortito,  de esos que encantan.

Creo en el cielo, un cielo destinado a ángeles como ella. Un cielo lleno de vida, sin tristezas, con música y estrellas.

María, hoy ya no estás.  Esta noche sólo te pido, que dejes el cielo por un momentito. Regresa en un hermoso sueño,  sólo para abrazar a tu mamá.

Anuncios

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s