Directo al sol


Ya en límite. Donde se debaten la vida y la muerte. Donde inicia la visión retrospectiva de la estancia terrenal.

Ya sin ansiedad. Rodeada de calma. Donde se alternan los sueños y la clarividencia. Donde se perciben las verdades como latidos vitales.

Ya sin dolor. Envuelto por una atmósfera de paz. El alma se libera de su condena. Vuela sin resistencia. Un vuelo que evolucionó satisfactoriamente, desde lo rudimentario, hasta lograr la precisión.

Ya, a  imagen y semejanza del Omnipotente. Buscando la perfección. Convirtiéndonos en creadores de nuestra propia redención.

¿Y el amor?

Se inicia con el desarrollo del amor propio.  Con la aceptación. Mirarse en un cristal y sentirse único, privilegiado. Amarnos como flores, aceptando nuestras espinas. Admirar y desarrollar nuestra belleza interior.

Ante fracasos, tormentas, caídas, asumir una nueva estrategia de vuelo. Cada vez más impecable.

Cuando el cuerpo deje de ser un peso. Cuando extiendas tus brazos como alas al viento. Cuando puedas ver al sol de frente, sin miedo. Estarás a un paso de la perfección.

¿Qué hay después del túnel?

Un amor perfecto, un amor sin límites.

La paz espiritual, que sólo tú puedes alcanzar.

Créeme, nadie más lo hará por tí.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s