Nuestra noche


Nació con una  fuerte contracción

el día que vimos morir el atardecer.

Fue procreada por la luna

en aquel invierno cuando  se bañó desnuda

y desafió a los astros con  su redondez.

Frente a la luz del sol inclina la mirada

porque sabe que él no tendrá clemencia

su magna presencia la convierte en ausencia.

Ella  pinta nuestros ojos en azules

con su fría caída desata nuestros amoríos

con un delicado soplido

transforma nuestro hielo

en un amasijo de carne y huesos.

Ella construyó una morada en el silencio

le contó a las estrellas sobre nosotros

en sus horas insomnes

se dedica a escribir nuestra historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s