Decisiones


 

 

Fue mi libre albedrío

conocer el sabor de tus labios.

Fue mi decisión

marcharme sin decir adiós.

No te pido la luna

ni el sol

ni ser correspondida.

Sólo quiero pedirte

que estés.

Siempre.

Ofrecerte la eternidad.

Para otros esto no es más que  soñar.

Para mí es volar.

De tu mano.

En un mismo sueño.

En nuestro mundo absurdo.

Tu y yo sabemos que existe.

Lo guardamos celosamente

en las profundidades  del silencio.

 

 

 

Anuncios

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s