Segundos


 

Puedo mirarte cuantas veces quiera y de mil maneras. Eres mi sueño consciente. La lejanía no detiene las ansias de imaginarte. Siempre callado, pero con un millar de palabras encarceladas en tus labios para mí.

Así somos. Una lumbrera de soledades. Una colección de abrazos detenidos en el tiempo. Se cierran algunas puertas. Se abren otras posibilidades. Florecen las casualidades. El avanzar o retroceder no importa. Coincidimos en el instante. Ese fragmento de tiempo creado para nosotros. Momento único donde nos permitimos rozar los labios por milésimas de segundos.

Anuncios

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s