Abril.


Abril, nos regaló trescientos sesenta y cinco amaneceres.

Abril, una antorcha que nos quemó la piel noche a noche.

Abril, la brisa que nos transformó en una nube de polvo.

Mi nostalgia se llama Abril.

Abril, nos cubrió de flores.

Nuestro beso ya no tendrá otro Abril.

En un abrir y cerrar de ojos,

 Abril se marchó para siempre.

Abril se llamará nuestro secreto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s