Amaneceres de tinta azul.


Amanecer es sepultar mis abriles y esperar las flores de mayo.

Amanecer es extraviarse en los laberintos de la Amada.

Amanecer en las profundidades del pantano, con el  corazón de loto.

Amanecer es quitarme los guantes llenos de sangre, para escribirle a la vida.

Sin sueños de luna no existen amaneceres.

Amanecer en las afueras del vértigo y la náusea.

Amanecer para ser puente entre el cielo y la tierra.

Amanecer es hacer hablar a los libros y escuchar sus verdades.

Amanecer es despojarse de las pesadillas

Amanecer en el epicentro de la catarsis.

Amanecer es reafirmar la inconformidad.

Amanecer con el delirio apoyado en mi espalda.

Amanecer es arrancarle la muerte de encima, mientras él se entrega.

“No dormiré hasta que la luna acabe” me dijo,

y de ahí se inventaron nuestros amaneceres.

Anuncios

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s