El adiós


Marcharse antes del amanecer

con las secuelas de la noche

con la tristeza de la madrugada.

                         *

Marcharse sin decir adiós

porque no brotan las palabras

porque no cesan las  lágrimas

                        **

Marcharse con todo el cuerpo

con la voluntad destrozada

y dejar junto a ti mi alma.

                       ***

Un adiós  sin palabras

con el cabello suelto

con la piel gastada

con tus ojos de esperanza

clavados en mi espalda.