Diciembre


Encontrar el amor en tus ojos café

una sorpresa que jamás esperé.

Éramos tú, yo y el frío de Diciembre…

Quise detener el tiempo

pero la vida no se detiene.

Dos corazones solitarios

latiendo con el frío y la brisa

tan sólo en un instante

el mundo se me vino encima.

Éramos tú, yo y tu pecho palpitante…

Encontrarme con tus manos

en la cárcel de tu abrazo

sólo pude protegerme

con la plenitud de tus labios.

Ahora éramos tú, yo y tu beso inesperado.

Imagen

Para Leo, con todo mi amor.