Cotidianidad


Despertar y ver vacío el lado de la cama
donde deberías estar tú
levantarme y salir a ver el cielo por costumbre
esperando el fin de la noche.
Preparar la primera taza de café del día
y beberla con la misma música fondo:
-la balada silente de la soledad-

Entre bostezos y hastío
disponerme a iniciar la rutina elegida por mí.

Disfrutar  de  la brisa del amanecer
sacudiendo las palmas
escuchar el canto de las paraulatas
acribillando el silencio de la calle de enfrente
ver a los niños uniformados dejando la casa.

De nuevo sola pensando
imaginando un futuro incierto
yo, la invidente del pasado
la de las letras anónimas
que se tortura la conciencia con escritos anarquistas.

Ver las noticias a diario
sexo, sangre y violencia
el amarillismo con que se tiñen los periódicos para captar la atención del pobre y el ignorante.

También existe el pobre de mente
que podría envidiar
la riqueza del demente que vive en su mundo.

Minutos para pensar
tiempo de levitar
tiempo de escribir
hoy no se me antoja la poesía
hace rato que evito la rima
rayar el silencio
mientras se consume el tiempo
de regresar a trabajar.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s