Dar gracias.


“Agradecer” significa apreciar todo lo que recibes. Valorar lo que se tiene; y no sólo las cosas buenas: los detalles, una sonrisa, la atención, las cosas materiales… Significa también agradecer a Dios y a la vida por nuestras tristezas, las decepciones, las caídas, las enfermedades, los fracasos; porque de un modo u otro nos sirven de aprendizaje. Todas estas vivencias sirven para nuestro crecimiento personal.
Dar gracias por la vida, por respirar el aire fresco, por nuestro prójimo, por nuestra familia, por las personas que nos aman y también por aquellas que no nos toleran.
La gratitud es más que una plegaria elevada al cielo.
Gracias a Dios por este hermoso día y gracias a ti por dedicar un minuto de tu tiempo en leer esta breve reflexión.

“La gratitud es la memoria del corazón”

image

Anuncios